Una joven adopta a un niño con discapacidad, pero un día al ducharlo hizo un inquietante descubrimiento al examinarle detenidamente la cabeza ...

4479 vistos
4479
Una joven adopta a un niño con discapacidad, pero un día al ducharlo hizo un inquietante descubrimiento al examinarle detenidamente la cabeza ...
70
Compartidas
/ /

Rosanna Maidana es una madre argentina de un hijo con discapacidad a consecuencia de un accidente de equitación.

Durante un paseo por el campo, su hijo Renzo, de 2 años de edad, comenzó a correr detrás de un caballo. El animal asustado, le dio una violenta coz en la cabeza.

Renzo fue trasladado de urgencia al hospital. Rosanna, su madre, le fue hablando todo el camino para que no perdiera el conocimiento.

Después de examinar al pequeño, los médicos comunicaron a Rosanna que su hijo sufría una lesión grave en la cabeza. Debido al importante daño neurológico, Renzo solo podría mantenerse vivo con la ayuda de máquinas.

SI YO PUDIERA RETENER ESA MIRADA, SI PUDIERA REGRESAR EL TIEMPO ATRÁS, DIRÍA CON EL ALMA QUE AQUÍ VIVE EL SENTIMIENTO...

Posted by Rosanna Maidana on Friday, April 4, 2014

Durante años y años, Rosanna permaneció junto a la cabecera de su hijo. Allí se enteró de la historia de Axel Figueroa, otro niño que quedó discapacitado después de sufrir los golpes de su madre y del novio de ésta.

Hasta los 2 años, Axel fue un niño normal, pero los golpes violentos le causaron graves daños neurológicos.


"Desde la primera vez que conocí su historia, no dejé de pensar en él y quise llevarlo a casa. No entiendo cómo una madre puede puede tratar a un hijo de este modo" dice Rosanna.

La madre comienza a considerar la adopción de Axel. Y un año después del inicio del proceso de adopción, su hijo Renzo murió.

"Fue un momento muy difícil de superar para mí y para mi familia. Cuando conseguí reponerme de la pena y el dolor, sólo tenía una cosa en mente: ese niño que estaba desesperadamente esperando una hogar lleno de amor" dice Rosanna.

Rosanna finalmente logró adoptar a Axel y llevarlo a su casa. Gracias a ella, el niño que tanto había sufrido por fin tenía una familia que lo ama!


¡Felicidades a Rosanna por su gran corazón!

  Compartir en Facebook