Imágenes : ¡El doctor no podía creer que esta mujer fuese la misma persona a la que había operado un año antes!

¡El doctor no podía creer que esta mujer fuese la misma persona a la que había operado un año antes!

Una transformación radical!

Publié le par EspanolBuzz dans Imágenes
Partager sur Facebook
59 59 Partages

¡El doctor no podía creer que esta mujer fuese la misma persona a la que había operado un año antes!

Amber Rachdi de 24 años es una joven que vive en Troudale, Oregón. Amber siempre había tenido el mismo problema: ¡durante toda su vida había comido en exceso hasta que llegó a pesar 300 kg! 

La chica no podía andar sola y vivía con sus padres y su novio. ¡Éstos, en lugar de ayudarla a perder peso, la animaban a que continuase devorando!

Sin embargo, pronto sus malos hábitos, comenzaron a tener repercusiones negativas en su salud. Su piel se hinchaba a menudo y tenía que lavarse con un cepillo de mango largo. Amber decidió participar en la emisión “My 600 lb life” para intentar captar la atención de las cámaras y de los espectadores sobre su problema. 

La chica hacía cuatro o 5 copiosas comidas al día y el resto de las horas las pasaba comiendo golosinas y snacks. Amber se sentía muy desgraciada y mientras más engordaba, más se acrecentaba su angustia. Entonces volvía a la comida para calmarse. ¡Un auténtico círculo vicioso! 

La situación terminó por afectar su vida sentimental ya que llegó a engordar de tal forma, que no podía mantener relaciones con Rowdy, su pareja. Amber decidió que había llegado el momento de tomar una medida radical: someterse a una operación gástrica para reducir su estómago. Sin embargo, la operación era arriesgada y la pareja se sentía preocupada.

¡Pero no había otra alternativa! La vida de Ámber se había vuelto imposible. ¡Incluso algo tan simple como sentarse en el automóvil era una tarea titánica en la que Rowdy tenía que usar toda su fuerza para poder cerrar la puerta! 

El Dr Nowzaradan declaró que Ámber debía perder al menos 10 kg antes de pensar en la cirugía. Ella estaba decidida y se trasladó a Houston, Texas para estar más cerca de su doctor. Comenzó a comer de forma sana y a intentar caminar, algo nada fácil. Pero sus esfuerzos dieron resultado. En tres meses consiguió perder 8 kg y el médico aceptó operarla. 

7 meses después de la operación ¡había perdido más de 40 kg! Fuertemente motivada, continuó esforzándose y comenzó a hacer deporte Un año después de su primer encuentro con el Dr Nowzaradan, Ámber volvió a pesarse y comprobó que había perdido más de 65 kg. ¡Su médico apenas podía reconocerla! 

Cuando baje a 120 kg de peso, le retirarán el exceso de piel. 

La joven está determinada a conseguir su propósito. Continúa manteniendo sus buenos hábitos y acude a una terapeuta para controlar el estrés sin recurrir a la comida.

¡Mira su aspecto actual! ¡Parece otra persona! 

¡¡GUAUU!! ¿Conoces algún caso de cambio tan radical como el de Amber? ¿Qué consejos le darías para que su calidad de vida mejore?

Partager sur Facebook
59 59 Partages

Source: Ayoye
Crédit Photo: Ayoye

Aimez / Commenter