Imágenes : ¡Una mujer mantuvo atada y encerrada a su hija durante 25 años porque no aprobaba su noviazgo!

¡Una mujer mantuvo atada y encerrada a su hija durante 25 años porque no aprobaba su noviazgo!

¡Enterrada en vida!

Publié le par EspanolBuzz dans Imágenes
Partager sur Facebook
238 238 Partages

En el pasado, enamorarse de un hombre inapropiado era algo muy grave como lo demuestra la increíble historia de esta joven francesa a la que su madre tuvo encerrada en una pequeña habitación durante 25 años porque no aprobaba su relación.

En el París de 1876, Blanche Monnier era una típica joven mundana de 25 años que se afanaba por encontrar un pretendiente antes de que fuera demasiado tarde. Finalmente se enamoró de un abogado mayor y de clase media, que su aristocrática madre detestaba, y con el que comenzó a hacer planes de boda.

Un buen día, Blanche simplemente ¡desapareció!. Nadie en toda Francia volvió a verla en público. Su madre y su hermano lloraron su muerte y después continuaron con su vida cotidiana. Pero tras esta apariencia de normalidad escondían un terrible secreto...

El 23 de mayo de 1901 llegó una misteriosa carta al despacho el procurador general de París: "Señor Procurador General. Tengo la triste misión de informarle de un acontecimiento de extraordinaria gravedad. Me refiero a una mujer que está encerrada en la vivienda de madame Monnier, hambrienta, maltratada, y viviendo sobre un putrefacto camastro, es decir, sobre sus propios excrementos, desde hace más de 25 años".

Consternado por la inquietante carta, envió a la policía a registrar la propiedad de los Monnier, a pesar de la excelente reputación de la familia. Un grupo de oficiales irrumpió en el interior del domicilio y encontraron una puerta candada. Cuando quitaron la cerradura, un horrible hedor llegó hasta ellos...  

Su sorpresa fue mayúscula al descubrir a una mujer extremadamente desnutrida que se encontraba acurrucada encima de la cama, cubierta de desperdicios y materias fecales. Parecía cegada por la luz que no había vuelto a ver desde hacía 25 años. Blanche Monnier pesaba en la actualidad tan solo 25 kg, unas 55 libras, y había permanecido en encadenada a aquella cama durante el último cuarto de siglo. Durante todo ese tiempo, había vivido en la más completa oscuridad, sin ver la luz del día ni a ningún otro ser humano.

Un testigo de la escena describió así el macabro descubrimiento: "La desgraciada estaba completamente desnuda, tumbada sobre un colchón de paja podrida. A su alrededor se había formado una especie de cáscara con sus excrementos, trozos de carne, frutas, pescado y pan podrido."

"También había conchas de ostras e insectos que corrían por la cama de la señorita Monnier. El aire era tan irrespirable y el olor que salía de la habitación, tan espantoso, que nos resultó imposible permanecer en su interior más tiempo para completar la investigación."  

La señora Monnier, a la que el Comité de Buenas Obras había concedido un premio por sus generosas contribuciones a la ciudad, fue inmediatamente arrestada.

La mujer murió en prisión 15 días más tarde después de haber confesado su espantoso secuestro a la policía. Contó que su hija se negó a poner fin a su relación con el abogado y por ello decidió encerrarla en aquella habitación hasta que diera su brazo a torcer".

Blanche llevaba 25 años alimentándose de los restos de la comida de su madre. Ese espantoso castigo continuó en el tiempo incluso después de morir su amante en 1885.

Marcel, el hermano de Blanche, también fue juzgado por complicidad con su madre e inicialmente fue condenado a 15 meses de prisión. Él presentó alegaciones diciendo que Blanche podría haber salido de allí si hubiera querido pero no quiso hacerlo. Para horror de la multitud que se encontraba presente en la sala de audiencias, el hermano fue puesto en libertad.  

Blanche Monnier, conocida en Francia como "la secuestrada de Poitiers", murió en 1913 en un sanatorio de la ciudad de Bois.

¿Qué opinión te merece esta macabra historia? ¡Déjanos tu comentario!

Partager sur Facebook
238 238 Partages

Source: Daily Mail · Crédit Photo: Daily Mail

Aimez / Commenter