Imágenes : Una mujer vuelve con su ex pareja por el bien de su hijo... ¡pero él aún esperaba el momento de su terrible venganza!

Una mujer vuelve con su ex pareja por el bien de su hijo... ¡pero él aún esperaba el momento de su terrible venganza!

¡No a la violencia machista!

Publié le par EspanolBuzz dans Imágenes
Partager sur Facebook
207 207 Partages

Paola Mascambruni es una mujer de 38 años, originaria de Argentina. Madre de 4 hijos, le ha tocado vivir la realidad de muchas mujeres del mundo: la violencia conyugal. Hace unos días la foto de su rostro completamente desfigurado a golpes, se hizo viral en las redes. 

Paola comenzó a entablar relación con Rodrigo Eduardo Picolini, un compañero de trabajo de Aerolíneas Argentinas en el año 2009. Tras el flechazo inicial iniciaron una relación amorosa estable. Ella quedó embarazada de su hijo Valentino. Fue precisamente durante ese embarazo cuando Rodrigo comenzó a mostrarse violento.

Cuando ella estaba encinta de dos meses, él le lanzó una lata de cerveza, Otro día, estando en un centro comercial, se enfadó con ella y le mordió en la cara. Después se disculpó y le prometió que no volvería a suceder. Paola le creyó y permaneció a su lado por el bien de su bebé. Seis meses más tarde, él la tiró de la cama y le golpeó en el rostro. Ese día, Paola decidió cortar su relación para siempre.

El día del parto, Rodrigo quiso estar presente y Paola pareció contenta por su presencia. Pero en la sala de partos, el tipo volvió a mostrarse violento y el personal sanitario terminó por expulsarlo de allí.

Paola quiso borrar de su vida su relación con Rodrigo. Conoció a otro hombre, que quería a su hijo como si fuera suyo pero por desgracia, la relación no funcionó. Paola creyó que su hijo Valentino necesitaba un padre y así fue como Rodrigo volvió a entrar en sus vidas.

Al principio, el padre visitaba a su hijo, le llevaba regalos y lo sacaba de paseo. Todo parecía ir bien. En mayo de 2016, la familia se reunió para cenar y valoraron la posibilidad de volver a vivir juntos. Pero al día siguiente, Valentino volvió a casa de su madre llorando, diciendo que su papá le había golpeado en la cara y el vientre. "Le llamé para pedirle explicaciones y eso hizo que aumentara su violencia. Vino a destrozar la casa, derribó la puerta con su vehículo y me amenazo con un arma de fuego", recuerda horrorizada Paola. 

Esta vez contactó con la policía para que se lo llevaran de la casa y pedir una orden de alejamiento y no volvió a saber nada de él hasta que tuvo un accidente de moto. Según Rodrigo, el accidente fue producto del karma para cambiar de vida. Prometió a Paola que el hecho de haber estado a punto de morir lo había convertido en un hombre nuevo. Una vez más, Paola se conmovió por sus palabras y por sus lágrimas y volvió a aceptarlo en su vida.

El pasado 16 de mayo Rodrigo volvió a casa con una actitud muy extraña. Cuando vio a Paola sonreír por algo aparentemente trivial, se enfureció y comenzó la pesadilla.

"Cerró las puertas y me desnudó. Me agarró por los hombros y me empujó hasta romper la ventana con mi espalda. Comenzó a golpearme y a darme patadas. Intentó estrangularme mientras no dejaba de llamarme puta. Le supliqué que se calmara y que no me matara pero él respondió que iba a hacerlo". Esa situación de violencia duró más de dos horas. 

Paola intentó escapar gritando y pidiendo ayuda pero nadie la oyó. Consiguió abrir la puerta pero Rodrigo la alcanzó y comenzó a golpearla de nuevo aunque finalmente, ella consiguió zafarse y salir de la habitación, saltar la valla derribada y legar hasta la calle para pedir ayuda. Contactó con la policía y los agentes se presentaron de inmediato.

Paola tenía una fractura de cráneo, los vasos sanguíneos de los ojos estallados y tremendos hematomas por todo el cuerpo, un traumatismo nasal y varios dientes rotos. ¡Ella aún no puede creer que siga con vida! Rodrigo está en prisión. Ahora, Paola por fin se ha dado cuenta de que el hombre del que se enamoró, en realidad era un psicópata violento e incapaz de amar. 

Ella ha querido publicar unas fotos de su rostro desfigurado para alertar a otras mujeres que estén viviendo una situación semejante a la suya. Quiere que sepan que a pesar de sus promesas, regalos y gimoteos, este tipo de personas no cambian y manipulan a todo su entorno.

La violencia doméstica afecta a muchas mujeres que se resignan al silencio, esconden sus heridas bajo ropa holgada y sus cicatrices bajo un espeso maquillaje. Muchas de ellas morirán a manos de sus parejas. ¡Hay que denunciar antes de que sea demasiado tarde!

¡Por favor, difunde este tremendo testimonio contra la violencia de género! ¡Gracias!

Partager sur Facebook
207 207 Partages

Source: NO LO CREO · Crédit Photo: FACEBOOK

Aimez / Commenter