Noticias : ​El perro no paraba de ladrar para que el padre viera lo que había en el agua. ¡Cuando el padre se dio cuenta de lo que ocurría, lanzó un espantoso grito de terror!

​El perro no paraba de ladrar para que el padre viera lo que había en el agua. ¡Cuando el padre se dio cuenta de lo que ocurría, lanzó un espantoso grito de terror!

Todos los detalles en el interior ...

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
1,249 1.2k Partages

El perro no paraba de ladrar para que el padre viera lo que había en el agua. ¡Cuando el padre se dio cuenta de lo que ocurría, lanzó un espantoso grito de terror!

Alexander Kenney es un padre de familia que vive en Australia y tiene un ángel guardián en su propia casa: ¡su perra Leala!

Durante una visita a casa de unos amigos, Alexander, el hijo pequeño de los Kenney, perdió el conocimiento y cayó al agua. 

Leala, presenció lo que ocurría e intentó socorrer al pequeño, lanzándose al agua para ponerlo a salvo.

Sin embargo, la perrita no lo conseguía.

Sin perder un segundo, Leala, corrió al interior de la casa y comenzó a ladrar y ladrar para atraer la atención de los padres.

El padre de Alexander se dio cuenta de inmediato de que Leala estaba tratando de decir algo y siguió al perro hasta el agua.

En ese mismo instante, lanzó un grito de terror al ver a su hijo inconsciente flotando en el agua. 

Durante 27 minutos el padre estuvo intentando reanimar a su hijo hasta que llegaron los servicios de socorro.

Evidentemente, los médicos temían lo peor para Alexander, ya que el pequeño había estado mucho tiempo sin oxígeno. 

Pero 48 horas después, ¡Alexander despertó sin ninguna secuela cerebral!

Sin la intervención de Leala, esta historia ciertamente no hubiera tenido un final feliz.

¡Bravo, Leala! ¡Larga y dichosa vida a esta perra ejemplar! 

¿Alguna vez has conocido una historia tan increíble como ésta? ¡Compartela!

Partager sur Facebook
1,249 1.2k Partages

Source: Trop Cute · Crédit Photo: Trop Cute

Aimez / Commenter