Noticias : ¡Escuchó gritos de dolor y descubrió a la babysitter tumbada en el suelo y sangrando ¡Un auténtico shock!

¡Escuchó gritos de dolor y descubrió a la babysitter tumbada en el suelo y sangrando ¡Un auténtico shock!

Inimaginable ...¡Vaya susto!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
0 0 Partages

Felicia Hambrick, de 24 años, se graduó recientemente de la Universidad Luterana del Pacífico en Washington.

Un sábado de octubre de 2016, Felicia fue a casa de Cassie, su mejor amiga desde el instituto. La joven a menudo le hacía el favor de cuidar a sus tres hijos, como hizo ese día. Cassie y su marido salían de fin de semana para celebrar su aniversario de boda.

Felicia conocía perfectamente a la madre de Cassie, a sus hijos y a su perro, Roscoe, que vivía allí desde hacía unos meses. Por desgracia, la familia tenía poco tiempo para pasar con su pit bull, al que a menudo dejaban a su aire.

Roscoe era muy afectuoso con los niños, pero consideraba a Felicia como una extraña y con ella actuó de forma diferente. Él ya había mordido a Felicia ligeramente en la muñeca así es que cuando la chica visitaba a la familia lo dejaban en una habitación.

El 29 de octubre, Felicia se instaló con los niños de 3 y 6 años a ver la tele y después se dirigió a la cocina con la pequeña en brazos, para coger una manzana. Pero algo no salió bien.

"El perro estaba en la habitación hecho un manojo de nervios, tratando de salir". La puerta se abrió de repente. "Escuché el ruido de sus patas, corriendo a la cocina. "

La mujer apenas tuvo tiempo para reaccionar cuando Roscoe se abalanzó sobre ellal. La joven solo pesaba 52 kilos y medía 1.50 y no pudo hacer frente al animal. Así que ella trató desesperadamente de proteger al bebé de 8 meses que estaba en sus brazos. "Hice todo lo que pude para que no se hiciese daño en la cabeza. "

Afortunadamente, el bebé resultó ileso. No así Felicia, quien resultó herida en brazos, piernas, estómago y cuello. El dolor era tan intenso que gritó hasta desgarrarse la voz, "Sólo quiero morir. Dios, déjame morir. "

La madre de Cassie salió corriendo al oír los gritos de Felicia, tumbada en el suelo. En estado de sshock, tuvo sin embargo los reflejos de poner a salvo al bebé antes de aferrar una escoba para golpear a Roscoe que volvía a la carga en lo que a Felicia le pareció una eternidad.

Sin embargo, se las arregló para sacarlo de la casa y pedir ayuda. Felicia perdió la conciencia por el dolor.

En el hospital, cuando se despertó, descubrió que ella había sufrido cerca de 40 mordeduras en todo su cuerpo. Por suerte, ninguno de sus tendones estaba afectado y no tenía fracturas.

Sin embargo, los costos médicos fueron cuantiosos y la familia tuvo que abrir la página GoFundMe para recoger donaciones.

Pobre...

La joven pudo volver a su casa 5 días y 94 grapas después. Desde entonces tiene pavor a los perros y pesadillas. Sin embargo, sabe que Roscoe solo protegía a los suyos de un extraño. Sin embargo Cassie y su familia prefirieron eutanasiarlo.

Las heridas eran muy graves ...

La vida sigue y Felicia tiene cicatrices como "heridas de guerra". Ella se niega a ocultarlas o hacerlas desaparecer. "Voy a aprender a amarlos. "

Partager sur Facebook
0 0 Partages

Source: Feroce · Crédit Photo: Capture vidéo YouTube

Aimez / Commenter