Noticias : Esta pareja posó para esta foto con sus trillizos, ¡pero mira de cerca las caras de los bebés!

Esta pareja posó para esta foto con sus trillizos, ¡pero mira de cerca las caras de los bebés!

Todos los detalles en el interior.

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
217 217 Partages

Esta pareja de misioneros, Aaron y Rachel Halbert siempre habían sabido que querían adoptar un niño negro. Tenían dificultades para concebir, y sabían muy bien que los niños blancos tenían más probabilidades de ser adoptados. Por lo que su corazón les decía que acogiesen a niños que podrían no tener la misma suerte.

Pero su vida cambió de una manera extraordinaria.

Con una agencia de adopción del Mississippi, adoptaron a un niño y una niña afroamericana.

Ellos no pensaban tener más hijos. Pero escucharon hablar del National Embryo Donation Center, un centro de donación de embriones. Estos embriones son a menudo destruidos o donados a la ciencia, pero también pueden ser utilizados por parejas que tienen problemas para concebir. Por lo que adoptaron dos de esos embriones. Y sucedió un milagro ...

Uno de ellos se dividió en dos ...

"Crecí en misiones evangélicas en Honduras, y sabía lo que era la diversidad racial, yo era el niño blanco con ojos azules que destacaba entre todos. Mi mujer, que creció en Mississippi hasta que viajó a Haití no se había dado cuenta de lo que significaban los prejuicios raciales.

El mensaje de Dios es para todos, independientemente de su color de piel, sexo y origen. Nuestras diferencias deberían ser para complementarnos y no nos deben dividir. "

La pareja desde que se conoció, supo que querían casarse y adoptar incluso aunque ellos estaban tratando de concebir.

"Informamos a la agencia que queríamos adoptar a cualquier niño no caucásico. Estábamos convencidos de que si Dios quería que tuviésemos un niño blanco, ese sería el que concebiríamos."

"La belleza de una familia multiétnica es que nuestras diferencias nos hacen más ricos. Esto nos obliga a pensar, actuar o vivir de otra manera. "

"Por lo tanto, para proteger el derecho a la vida y el deseo de ampliar nuestra familia, decidimos adoptar los embriones, y Rachel quedó embarazada. En nuestro mundo, hay cientos de miles de embriones congelados que buscan vivir. La mayoría son desechados por sus padres biológicos y son destruidos, conservados o  congelados. "

"Nos preguntaron qué etnia queríamos elegir. Elegimos afroamericanos, para que pudiesen completar nuestra familia, ya que nuestros hijos eran del mismo origen étnico. El NEDC nos apoyó".

Dos embriones fueron implantados en septiembre de 2015, antes de que la pareja se fuese de misión a Honduras. Se pusieron en contacto con un médico, quien les preguntó si tenían sólo dos embriones, porque vio tres. ¡Por lo tanto, Rachel estaba embarazada de trillizos!

La familia y los amigos de Aaron y Rachel los apoyan en sus sueños y sus vidas. La pareja espera ayudar a convencer a la gente a ser más abiertos de mente.

"Me sentí abrumado durante el embarazo, por ver a mis hijos con su piel oscura, besaba el vientre de mi esposa. Todas las noches se deseaba buenas noches a los tres niños."

"Cuando veo a mi familia crecer, creo que se trata de una pequeña muestra del paraíso. "

Partager sur Facebook
217 217 Partages

Source: Newsner
Crédit Photo: Capture vidéo

Aimez / Commenter