Noticias : La madre sufre al oir a su hija gritar de dolor. ¡la niña estuvo a punto de terminar cortada por la mitad!

La madre sufre al oir a su hija gritar de dolor. ¡la niña estuvo a punto de terminar cortada por la mitad!

Padres, tengan cuidado!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
31 31 Partages

La madre sufre al oir a su hija gritar de dolor. ¡la niña estuvo a punto de terminar cortada por la mitad!

La pequeña Samanta y su papá volvían de la feria en un lugar de Virginia. Pero en el camino de vuelta, la vida de esta familia cambió para siempre, cuando el vehículo en el que viajaban se estrelló contra un árbol. Y lo peor de todo, es que el accidente se podría haber evitado con solo haber respetado una norma de seguridad básica. 

Mientras que su padre tan solo sufrió heridas de poca importancia, Samanta estuvo entre la vida y la muerte. Shelly, su mamá recibió una de esas llamadas que ninguna madre desearía recibir, en la que le decían que su hija estaba en la mesa de operaciones, con grandes daños en la cabeza y en el vientre.

“Pensábamos que Samanta era demasiado grande para ir en una sillita de bebés, pero no era así”. Además de ir sentada sobre una banqueta, no llevaba puesto el cinturón de forma correcta. Solo la banda de la cintura, porque “era más cómodo”. ¡Un error que pudo haberle costado muy caro! 

“El borde de la banda oprimió su abdomen y se le salieron parte de los intestinos”, dijeron los médicos. Sin embargo, tras permanecer un tiempo en el hospital, Samanta podrá regresar a su casa aunque la recuperación será larga. 

“Cuando la niña está sentada no le duele nada y por eso cree que puede levantarse y jugar como si nada. El problema es que los órganos están retenidos en su sitio, solo por un poco de piel”, dice su madre. 

Shelly ha lanzado una campaña de financiación solidaria para poder pagar el tratamiento de Samanta. En su página de Facebook, alerta de los peligros de no llevar adecuadamente colocado el cinturón de seguridad. “Cuando alguien se coloca la banda transversal detrás de la espalda, en lugar de llevarla correctamente, se pierde la protección de la cabeza y del pecho porque la parte superior del cuerpo no queda retenida. En caso de impacto, la fuerza se concentra en la cintura. El cinturón mal colocado pudo haber cortado a Samanta en dos”.

En caso de accidente, llevar el cinturón de forma adecuada, reduciría el riesgo de sufrir heridas graves en un 45%. Pero recuerda que para dejar de usar la silla de niños, el pequeño debe medir más de 1,45 cm y pesar más de 40 kg. Si se queja por tener que llevar el cinturón de seguridad, hay que insistir. ¡Porque ahí es donde puede estar la diferencia entre la vida y la muerte! 

¿Eres de los que piensan que el cinturón de seguridad es tan solo algo molesto, o de los que creen que puede salvarte la vida?

Partager sur Facebook
31 31 Partages

Source: Ayoye
Crédit Photo: Ayoye

Aimez / Commenter