Noticias : La mamá oso llevaba atrapada en la jaula de metal desde hacía años, ¡cuando los equipos de rescate finalmente la sacaron de allí dan ganas de llorar!

La mamá oso llevaba atrapada en la jaula de metal desde hacía años, ¡cuando los equipos de rescate finalmente la sacaron de allí dan ganas de llorar!

Lo que sale de su vientre por completo los equipos de rescate de asombro!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
255 255 Partages

En la medicina tradicional asiática, la bilis de oso es un codiciado ingrediente. Con el fin de obtenerla existen muchas granjas de bilis en China. ¿Como lo hacen? Capturan a los osos, los encierran y les sacan cada día este precioso líquido. ¡César, una osa, vivió ese terrible infierno, secuestrada y torturada durante toda su vida!

Ella fue enjaulada por sus torturadores, que le sellaron en su vientre un cilindro de metal antes de abrir el abdomen con el fin de colocar un catéter para drenar, incluso de las heridas abiertas, la bilis que segregaba.

César tuvo que vivir esta vida horrible, a la espera de una liberación que solo llegaría con su muerte ... ¡Por suerte, el grupo de Animal Asia entró en acción!

Cuando los miembros de la organización llegaron a la granja, la encontraron encerrada en una pequeña jaula de hierro de donde era incapaz de moverse, y asfixiada por el instrumento de tortura. Estaba muy débil y gravemente herida.

"Nunca había visto una tortura como estos ganchos de metal en una granja de bilis," dijo uno de los miembros de Animal Asia.

¡Consiguieron sacarla de su celda y desde entonces su vida dio un giro diferente!

Liberada en 2004, César necesitaba una gran cantidad de cuidado y amor. ¡Es difícil creer que sobreviviera a las terribles condiciones en las que vivía! Una vez transportada al santuario en Chengdu, pudo por fin recuperar la salud y la libertad.

¡Diez años más tarde, la osa está completamente feliz y radiante!

"Sus cicatrices han desaparecido por completo al día de hoy y César está majestuosa con su piel resplandeciente. ¡Es toda músculos y belleza con sus 271 kilos de peso!"

Sin embargo, no podrá regresar a su hábitat natural, no sabría adaptarse a él después de la experiencia vivida ¡aunque en el santuario, tiene todo lo que necesita y puede nadar, bañarse sol y cavar todo lo que quiera!

Además de toda la diversión que necesita.

César es solamente uno de los miles de osos que sufren la misma suerte en China. Animal Asia continúa luchando contra estas prácticas y trabaja para liberar a estos osos torturados, que según se estima, son más de 10 000 ejemplares.

Partager sur Facebook
255 255 Partages

Source: Newsner · Crédit Photo: Twitter/ Gratitude attitude

Aimez / Commenter