Noticias : ​Mientras su hija moría, este padre grabó algo hermoso con su teléfono. ¡Wow! ¡No lo vas a creer!

​Mientras su hija moría, este padre grabó algo hermoso con su teléfono. ¡Wow! ¡No lo vas a creer!

¡Wow! ¡No lo vas a creer!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
341 341 Partages

Mientras su hija moría, este padre grabó algo hermoso con su teléfono. ¡Wow! ¡No lo vas a creer!

Ver morir a un hijo es sin duda lo peor por lo que puede pasar un ser humano. Hay quienes dicen que es lo más parecido a sentir nuestra propia muerte.

Lindsey Lourenco era toda una guerrera pues llevaba más de seis meses luchando contra la leucemia, o conocido también como cáncer de sangre. Tan solo tiene 18 años, y vivía esperanzada tras cada ronda de sesiones de quimioterapia que la guerra estaba ganada. Aunque, desgraciadamente, la realidad era otra. El cáncer siempre reaparecía, una y otra vez. Cada vez con más fuerza que las anteriores.

Como resultado final, Lindsey se sumió en un coma del cual los médicos informaron a sus padres que nunca se despertaría. Los padres destrozados, querían pasar unos últimos minutos junto a ella.

Su madre se sentó junto a la cama de hospital en la que yacía su hijo e hizo algo especial que su esposo no pudo evitar grabar.

Con una guitarra comenzó a cantar una canción llena de amor y sentimiento para su hija como despedida. Esto generó una de las escenas más conmovedoras y llenas de amor que hayas visto nunca entre una madre y su hija.

La familia Lourenco creen que a pesar del coma, Lindsey pudo sentir la canción y el amor que esta llevaba de su madre. Su madre se despide de Lindsey con un “Lo siento”, generado por la impotencia de no haber podido hacer nada por salvar la vida de su pequeña.

Te dejamos este vídeo desgarrador en el que podrás ver unas imágenes llenas de ternura, amor y esperanza. Compártelo con otros para que la fuerza de este amor pueda ayudarlos a ser más fuertes. Hasta siempre Lindsey.

Partager sur Facebook
341 341 Partages

Source: Hefty · Crédit Photo: Hefty

Aimez / Commenter