Noticias : ​¿No te gusta el frío? Pues según la ciencia si duermes en una habitación fría vivirás más años. ¡La razón te sorprenderá!

​¿No te gusta el frío? Pues según la ciencia si duermes en una habitación fría vivirás más años. ¡La razón te sorprenderá!

¡La razón te sorprenderá!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
21 21 Partages

¿No te gusta el frío? Pues según la ciencia si duermes en una habitación fría vivirás más años. ¡La razón te sorprenderá!

Si dormir con calor es molesto, hacerlo con frío puede serlo aún más. Aunque dicen que hay gustos para todo y hay quienes aman el frío. Sea como sea, el objetivo de que una habitación esté aclimatada a nuestro gusto es el de conseguir un sueño placentero.

Cuando llega el invierno, son muchos a los que le encanta acurrucarse bajo las mantas e incluso sudar si es necesario. Si eres uno de ellos, y esto te resulta hasta placentero, te tenemos una mala noticia: según la ciencia no estás haciendo lo correcto.

Las últimas investigaciones científicas han demostrado que dormir en temperaturas frías tiene unos beneficios para la salud a los que no deberíamos renunciar.

Los beneficios son estos:

  • Ayuda a controlar tu peso. Según la ciencia durmiendo en una habitación fría se controla el peso porque el frío aumenta el metabolismo. Si pones el aire acondicionado de noche permitirás que el cuerpo haga su trabajo y bajarás de peso.

  • Mejor calidad de sueño. Una habitación fresca te proporciona un sueño de calidad que te permitirá estar más descansado y sentirte mejor por la mañana. Con frío se duerme mejor.

También nos dicen que la mejor manera de dormir es con el cuerpo caliente y la cabeza fría, es decir, esta siempre estará fuera de las sábanas. Esto ayuda a regular la temperatura y a que el cuerpo se relaje y duerma mejor.

Según estos estudios, cuando se realizaron las pruebas en personas con apneas o fribromialgia, los síntomas se redujeron.

¿Cómo hacer tu habitación más fresca y gozar de estos beneficios?

  • Vigila con qué te acuestas. Si estás demasiado caliente bajo las sábanas, duerme sin ropa o elimina alguna de las mantas.

  • Si no sientes un poquito de frío, saca los pies de la manta. No se trata de congelarse sino de tener una sensación fresca en el cuerpo.

  • Si el aire acondicionado dispara tu factura de la luz, usa un ventilador que mantendrá la habitación fresca y moverá el aire.

Debes intentar obtener una temperatura entre los 60-67 grados Fahrenheit

¿Qué opinas? ¿Te apuntas a la nueva técnica de dormir con frío? Déjanos tu comentario.

Partager sur Facebook
21 21 Partages

Source: AWM · Crédit Photo: AWM

Aimez / Commenter