Noticias : ​Termina con un vibrador encajado en su trasero tras una sesión de juegos muy movidita

​Termina con un vibrador encajado en su trasero tras una sesión de juegos muy movidita

Ups!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
309 309 Partages

Termina con un vibrador encajado en su trasero tras una sesión de juegos muy movidita

A veces es mejor no compartir ciertas cosas en las redes sociales, especialmente cuando te dedicas a la enseñanza. Al menos esto es lo que debe pensar ahora Emma Philips, de 24 que vive en Wallasey en el condado de Merseyside. La joven informó del estado en el que se encontraba desde el hospital en el que había ingresado debido a una circunstancia un poco particular.

Lo cierto es que había tenido que pasar por el bisturí para que le fuese retirado un vibrador de cerca de 18 cm que se le había quedado incrustado en el ano.

Cuando su pareja Lee Miller y ella terminaron de divertirse, ella creyó que él había escondido el juguete hasta que al presionar sobre su vientre sintió que lo tenía aún en su interior.

Como es obvio, la pareja intentó sacarlo ¡hasta con las pinzas de la barbacoa! aunque sin éxito.

Si éste ya era un tema poco apropiado para compartirlo con los amigos, contarlo en Facebook no fue precisamente la mejor idea del siglo:

“Nuestros jueguecitos del sábado por la mañana acabaron en una visita al hospital de Wewxham, con cirugía incluida para sacar un vibrador de mi intestino… ¡que continuaba vibrando! ¿Cuando, si no es los sábados, podríamos jugar?

En su mensaje, ella les dice a todo el mundo que si a alguien le ocurriese algo así no dejasen de pedir ayuda médica aunque les diese mucha vergüenza.

“Habíamos bebido y no podíamos conducir. A las 7 de la mañana tuvimos que llamar a una ambulancia por el motivo más embarazoso que uno se pueda imaginar. Tuve que explicárselo todo por teléfono al operador”.

Su madre vino a ocuparse del hijo de ambos mientras ellos iban al hospital.

En la radiografía se veía que el vibrador estaba demasiado profundo y que sería necesario anestesiar para sacarlo. La operación se realizó con ayuda de una cámara introducida por el esófago y presionando sobre su vientre para retirarlo manualmente.

El personal del hospital le ofreció la posibilidad de que se quedara con el juguete sexual como recuerdo aunque la señorita Phillips declinó el ofrecimiento educadamente.

Mucho nos tememos las bromitas que ahora tendrán que soportar en su entorno…

¿Qué te parece cómo terminó la historia de sexo y pasión de Emma y Lee? ¡Nos encantaría escuchar tus comentarios!

Partager sur Facebook
309 309 Partages

Source: Ayoye · Crédit Photo: Ayoye

Aimez / Commenter