Noticias : Una pareja se enamora online. Pero cuando los dos amantes se encuentran... ¡el hombre no puede soportar el olor de la mujer!

Una pareja se enamora online. Pero cuando los dos amantes se encuentran... ¡el hombre no puede soportar el olor de la mujer!

Desprende un olor insoportable!

Publié le par EspanolBuzz dans Noticias
Partager sur Facebook
0 0 Partages

Los olores a pescado podrido y a cebolla no son siempre los más apetecibles en la cocina, ¡así que imagina si proceden de una persona!

Kelly Fidoe-White, un Inglesa de 36 años, de Greater Manchester, siempre ha sufrido de una afección especial que hace que huela a pescado. Pero ¿cómo es posible?

Nada da resultado. Ni sus cuatro duchas al día ni el uso excesivo de desodorante. Ella incluso ha llegado a hervir el agua y frotar la piel hasta que esté roja para que dejen de decirle que huele a pescado, cebolla y excrementos. Acosada en la escuela y en el instituto, siguió así hasta la edad adulta, cuando comenzó a trabajar como radiólogo. Los pacientes y colegas no pierden ninguna oportunidad para hablar de su olor. Como muchas personas se quejaban de su olor, ella decidió trabajar por la noche para limitar el contacto.

Además de este problema y la falta de autoestima y confianza en sí misma, Kelly tiene otro problema: ¡no tiene olfato y no es consciente de su olor!

Así que se decidió a investigar para entender mejor su enfermedad y se enteró de que no está sola y que su enfermedad se llama triméthulaminurie, un raro trastorno metabólico llamado "síndrome del olor a pescado podrido". Su cuerpo no puede destruir la colina, un componente de los alimentos, y la elimina a través del sudor, la orina y los fluidos corporales, haciendo que su olor sea bastante fuerte. Desafortunadamente, no existe una cura.

Después de consultar a un médico, se entera de que los geles de ducha más que ayudar, agravanla situación. Con la medicación adecuada, la flora intestinal se ha vuelto más resistente y utiliza un jabón de pH neutro, que se adapta mejor a su piel y condición.

Y Kelly no está sola. Hace 16 años, conoció a su marido, Michael, a través de un sitio de citas. Aunque él no dio importancia a su enfermedad, admite que hay días en que huele bastante mal, pero no dijo nada para no herirla. ¡Un verdadero caballero!

Ahora sus colegas son conscientes de su estado de salud y la apoyan. Con este apoyo y el amor presente en su vida, Kelly encontró confianza y comenzó a sentirse mejor consigo misma. También se toma la molestia para explicar su enfermedad a los que hacen comentarios despectivos, para que entiendan que esto no tiene nada que ver con la higiene. Además, se lo toma con humor, para hacer su vida más fácil.

Aquí hay un video en Inglés de Kelly y su enfermedad:

Partager sur Facebook
0 0 Partages

Source: Féroce · Crédit Photo: Captura vídeo YouTube

Aimez / Commenter