Viral : ​10 cosas que le ocurren a tu cuerpo si has pasado mucho tiempo sin tener relaciones sexuales

​10 cosas que le ocurren a tu cuerpo si has pasado mucho tiempo sin tener relaciones sexuales

10 cosas que suceden a tu cuerpo si no has tenido relaciones sexuales desde hace mucho tiempo

Publié le par EspanolBuzz dans Viral
Partager sur Facebook
610 610 Partages

10 cosas que le ocurren a tu cuerpo si has pasado mucho tiempo sin tener relaciones sexuales

Tener relaciones sexuales repercute en tu organismo, casi siempre, de forma beneficiosa, y mejora tu estado de ánimo. Pero, ¿sabes cómo reacciona tu cuerpo cuando la abstinencia es súbita y prolongada?

Estos son los 10 cambios que observarás en tu cuerpo cuando atraviesas un largo periodo de abstinencia sexual.

Debilitamiento del sistema inmunitario. Con las relaciones sexuales, el cuerpo produce más anticuerpos y refuerza sus defensas. En periodos de abstinencia, serás más propenso a coger catarros, gripes, gastroenteritis y otras alegrías por el estilo.

Tienes que ir más frecuentemente a hacer pis. Las relaciones sexuales son un excelente ejercicio para los músculos pelvianos y eso te permite aguantar la vejiga durante más tiempo. Un periodo prolongado de abstinencia hará que los músculos se vuelvan a ablandar, y por lo tanto será más difícil retener la orina durante mucho tiempo. ¡Aunque no tanto como para causar incontinencia!

Mayor frustración y bajada de la autoestima hasta el suelo. Al tener menos relaciones sexuales el organismo produce una menor cantidad de las hormonas que provocan la sensación de bienestar. Si la falta de sexo no se debe únicamente a una elección personal sino a la falta de oportunidades, el sujeto podría sentir una cierta angustia psicológica a causa de la mirada reprobatoria de la sociedad haciéndole sentirse como una persona a la que nadie desea.

Aumento de la presión sanguínea. La actividad sexual regular, permite mantener la presión sanguínea bajo control mientras que en periodos de abstinencia, ésta aumentará. De todas formas, si ya has tenido problemas de salud relacionados con la presión sanguínea, deberías hacerte una revisión.

El estrés y la ansiedad se instalarán en tu vida. Si has tenido relaciones sexuales frecuentes y cesas la actividad de forma súbita, podrías sentir lo mismo que en cualquier otro síndrome de abstinencia, como por ejemplo cuando dejas de fumar o de tomar café: te sientes irritado y estresado y te enervas con facilidad. Está comprobado que las personas que tienen relaciones sexuales frecuentes, pueden gestionar mejor el estrés y salir más airosamente de las situaciones difíciles.

Serás más propenso a sufrir problemas cardiacos. Pero ¡tranquilo!, esto no quiere decir que vayas a sufrir un problema cardiaco inmediato. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la actividad sexual regular fortifica el corazón y reduce a la mitad el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

¡Bienvenido a las noches de insomnio! Tras una relación sexual, el cuerpo genera una hormona llamada prolactina. Esta se encarga de distender los músculos, y ayuda a que el cuerpo se relaje. En caso de abstinencia repentina, al sentir la falta de actividad, podrías tener dificultad para dormir.

Pequeños fallos de memoria. Cuando tienes relaciones sexuales regulares, tu cuerpo crea un mayor número de células cerebrales, especialmente en los centros relacionados con la memoria. Por suerte, hay muchas otras formas de estimular dichos centros. En lugar de invitar directamente a la cama a tu próximo ligue Tinder, mejor podéis dedicaros a hacer juegos de memoria o de estimulación intelectual.

Serás menos propenso a las infecciones urinarias. La buena noticia es que cuando estés en periodo de abstención tendrás menos riesgo de pillar una infección urinaria, una enfermedad de transmisión sexual o de quedar embarazada.

Ponerse de nuevo en acción podría resultar difícil. Señores: tras un largo periodo de abstinencia, podríais tener dificultad para conseguir una erección. En cuanto a las damas, la vagina podría estar más cerrada y menos lubricada. Todo ello podría ocasionar sensaciones molestas o dolores. Pero esto es como montar en bicicleta: incluso aunque creas que has perdido la costumbre, lo principal no se olvida y tras un periodo de calentamiento, volveréis a ser los reyes del dormitorio.

¿Has notado alguno de estos síntomas tras un periodo de abstinencia sexual? ¿Crees que la falta de sexo puede afectar al cuerpo y a la mente? ¡Nos encantaría escuchar tus comentarios!

Partager sur Facebook
610 610 Partages

Source: Ayoye · Crédit Photo: Ayoye

Aimez / Commenter