Viral : ¡Te emocionarás cuando sepas por qué esta mujer siempre desliza su mano bajo la camisa de su esposo!
Qu'en pensez-vous? Laissez votre commentaire ici.  

¡Te emocionarás cuando sepas por qué esta mujer siempre desliza su mano bajo la camisa de su esposo!

¡Amor sin fin!

Publié le par EspanolBuzz dans Viral
Partager sur Facebook
109 109 Partages

Este hombre ha compartido su increíble historia de amor con la gente de Humans of New York y ha conseguido emocionar a miles de internautas. Esto es lo que ha contado.

"Yo tenía 19 años y ella 16. Siempre solíamos citarnos los domingos. No hacíamos gran cosa, ya que éramos muy conservadores. Yo era granjero.

Pero con cada cita nos sentíamos más cerca. Un día ella me invitó a ser su pareja en el baile de fin de curso en Richmond, a unos 10 km de aquí. Yo era el único que no tenía traje.

La gente del pueblo no sabía qué pensar de mí. No podría decir cuándo nos enamorarmos. ¡Ni siquiera recuerdo el momento en el que le pedí que fuera mi esposa. Las cosas vinieron de forma natural. Creo que yo estaba sentado en el automóvil cuando le di el anillo. No tengo demasiados momentos importantes que compartir. Éramos gente muy sencilla. Fue una época feliz.  

Celebramos nuestro 0 aniversario de bodas en Branson, Missouri. Al regresar ella no dejaba de repetirme que no íbamos en el buen sentido. Ella insistía e insistía. Yo la dejé que siguiera protestando porque sabía que al final llegaríamos a la carretera para volver a Michigan. Y fue en ese momento cuando lo supe.

Su padre sufría demencia. Y el padre de su padre. Por tanto, también podía pasarle a ella. 

Ella comenzó a olvidar los nombres. Cuando comenzó a estar realmente mal, intentaba huir. Quería irse de casa. Yo tenía que ponerme delante de la puerta para impedir que pasara.  

Una mañana me desperté y no la vi. ¡¡Quedé aterrorizado!! ¿Qué había ocurrido? ¿Dónde estaba ella? Comencé a correr bajo la negra noche. Al final de la calle había una farola. Pude verla fugazmente atravesando la calle. Corrí hacia ella y la atrapé pero ella intentaba zafarse. ¡No quería volver a casa!

Lamento que no pudiésemos salir a bailar, a ir a casa de amigos. Solíamos trabajar de voluntarios en una residencia de jubilados todos los miércoles. Ella tocaba el piano y yo le iba pasando las partituras.

Las canciones fueron una de las últimas cosas que ella recordaría. ¡La música era su vida!

Pero un día dejó de tocar. Yo dije al personal de la residencia que debían buscar a otra persona. De repente, nos encontramos los dos solos en nuestra casa, sin salir. Pero yo no lo veo como una maldición sino como un honor.  

Es lo que el Señor quiere que haga. Durante toda su vida, ella se ocupó de nuestra familia. Ahora me toca a mi.

Puede que ella no esté aquí mentalmente. Pero al menos está a mi lado. ¡Aún consigo hacerla sonreir! Hago pequeños ruidos antes de soplarle en la cara y ella sonríe. Todas las mañanas, nos sentamos juntos en el sofá hasta mediodía. Yo mezo a esta mujer más de lo que nunca he mecido a mis nietos.

A ella le gusta deslizar su mano por debajo de mi camisa para sentir mi piel.  

¡Y le sigue gustando que la bese! De vez en cuando, ella reacciona y me da un beso. Ella comienza a farfullar cosas ininteligibles. No pronuncia verdaderas palabras y lo que dice no tiene sentido. Pero nunca le digo que se calle. ¡Me encanta oir su voz!

¡Qué historia tan bonita y emocionante!  

¿Qué le dirías a este amante esposo?

Partager sur Facebook
109 109 Partages

Source: Shareably.NET
Crédit Photo: HUMANS OF NY

Aimez / Commenter